El riesgo de muerte en cáncer pediátrico ha disminuido un 50% gracias a la investigación

La mortalidad en cáncer infantil se ha reducido hasta un 50% gracias a los programas de investigación desarrollados en este área, tal y como se desprendió de las II Jornada Hospitalaria sobre medicina translacional y ensayos clínicos, centrada en la investigación del cáncer pediátrico, celebrada el 25 de febrero 2015 en el Hospital Niño Jesús de Madrid.

 

Numerosas asociaciones y fundaciones, entre ellas Vencer el Cáncer, participaron en este encuentro en el que los científicos pusieron de manifiesto algunos datos clave, como que uno de cada cien casos de cáncer es infantil, de ahí la necesidad de seguir apostando por desarrollar nuevas formas de abordarlo.

 

A lo largo de esta iniciativa socio-sanitaria diseñada para poner en común experiencias que permitan avanzar en el desarrollo de nuevas estrategias y tratamientos para el cáncer infantil, también se señaló que todavía hoy es la primera causa de muerte en la enfermedad pediátrica, y son muchos los agentes, que desde diferentes sectores, realizan proyectos para mejorar los índices de supervivencia y la calidad de vida de los pacientes.

 

“Ante las dificultades para la investigación en el cáncer infantil, la contribución de fundaciones y asociaciones de familiares y pacientes ha demostrado ser fundamental para impulsar o reforzar muchos de los proyectos de investigación que están en marcha en nuestro país. Estas jornadas –explica el doctor Luis Madero, Jefe de Servicio de Onco-Hematología del Hospital Niño Jesús y presidente de la Fundación Española de Pediatría de la Asociación Española de Pediatría (AEP)- pretenden ser un foro de encuentro para fomentar la colaboración entre todos los que estamos vinculados con el desarrollo de nuevos tratamientos en oncología pediátrica”.

 

«La población infantil en general, y los niños con cáncer en particular, necesitan más alternativas terapéuticas para hacer frente a su enfermedad, “en cáncer de adultos, los tratamientos dirigidos contra dianas moleculares ya han demostrado grandes beneficios en determinados tipos de tumores y es preciso desarrollar estos fármacos en la población pediátrica que no es como un adulto en pequeño, sino que el niño tiene una entidad y necesidades propias. Los estudios clínicos infantiles permiten formular medicamentos adecuados a ellos, así como identificar la dosis más adecuada y eficaz”, explicaba el profesor Madero.

 

78% de curación

Aunque en general, y gracias a diferentes modalidades de tratamientos, el 78% de los pacientes con cáncer infantil se cura (según los últimos datos del Registro Nacional de Tumores), todavía son muchos los pacientes que fallecen. Actualmente el índice de supervivencia de los neuroblastomas o sarcomas en estadios avanzados y algunos tipos de tumores cerebrales o leucemias es inferior al 40%.

 

La Unidad de Investigación Clínica para Ensayos Clínicos Pediátricos CNIO-HNJS, uno de los centros en los que se está trabajando en cáncer infantil, coordinada por el doctor Lucas Moreno, se creó para facilitar el acceso a ensayos clínicos en aquellos casos en los que tras la aplicación del tratamiento estándar la enfermedad no remitía. Se pretende que sea posible acceder a más alternativas terapéuticas existentes dentro de un ensayo clínico, sin necesidad de tener que desplazarse fuera de España. Los dos años de trabajo conjunto han demostrado que la alianza de la asistencia clínica de un hospital y una institución como el CNIO es altamente eficaz. En este tiempo, la Unidad CNIO-HNJS ha pasado de 9 a 25 ensayos clínicos ampliando la posibilidad de acceder a tratamientos experimentales para la mayoría de los cánceres infantiles.

 

Apoyo a la investigación de cáncer infantil

 

También Vencer el Cáncer aborda este tipo de cánceres apoyando el proyecto de investigación del CRG sobre Leucemia. El proyecto analiza métodos para aumentar la sensibilidad de las células tumorales a la quimioterapia mediante la modulación de su ritmo circadiano. Se tratarán las células de pacientes con leucemia mieloide y carcinomas escamosos de cabeza y cuello con fármacos que modulan la actividad de ciertos factores epigenéticos cuya actividad es esencial para establecer ritmos circadianos adecuados. Esta investigación nos proporcionará nuevas formas de tratar a pacientes que muestran resistencia a la quimioterapia.

 

Un trabajo científico que ayudará a aumentar los casos de éxito en cáncer infantil y con el que puedes colaborar apoyando a VEC.

 

 

 

 

COMPARTIR ESTA NOTICIA

Facebooktwitterlinkedinmail
Publicado en Investigación, Noticias VEC y etiquetado , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *