PROYECTO DE INVESTIGACIÓN DE CÁNCER DE PULMÓN Y PÁNCREAS

El proyecto de investigación de cáncer de pulmón y páncreas se desarrolló en el centro de investigación CNIO en Madrid.

VEC estuvo colaborando con el proyecto durante cinco años. Aquí puedes leer una entrevista con Manuel Hidalgo que dirigió este proyecto durante unos años.

Entre otras actividades se organizaron unas visitas al laboratorio para explicar más en profundidad el proyecto a nuestras queridas participantes del reto Pelayo que cruzaron el Atlántico en velero.

Mujeres del RetoPelayoVida visitan el CNIO para ver cómo se trabaja para Vencer el Cáncer
Descubriendo cómo se investiga para Vencer el Cáncer con Joaquín Pastor

Nombre: Evaluation of CNIO-ETP-PIM inhibitors in tumor models driven by oncogenic K-Ras/PIM

Dirigido por Carmen Blanco, Joaquín Pastor, Manuel Hidalgo

Manuel Hidalgo
Manuel Hidalgo

Centro de investigación: Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) – Madrid

Objetivo: Diseñar tratamientos específicos para cada paciente, en función de su perfil genético. El perfil implicado, KRAS mutado, engloba a un porcentaje alto de población.

Resumen: El proyecto utilizó el banco de muestras de tumores humanos del CNIO para desarrollar ratones avatar que permitieron probar la validez antitumoral de los compuestos seleccionados. Estos fueron testados como terapia única, en combinación con tratamientos convencionales y con otros compuestos en etapas avanzadas de ensayo clínico.

EL PROYECTO

La Fundación VEC colaboró con el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) en la búsqueda de tratamientos innovadores para combatir el cáncer. En concreto, VEC ayudó a financiar estudios adicionales de eficacia in vivo, como terapia para un determinado grupo de cánceres de pulmón y de páncreas, de varios compuestos desarrollados por el Programa de Terapias Experimentales del CNIO.

Un grupo multidisciplinar de investigadores, dirigido por el doctor Joaquín Pastor y liderado por las doctoras Carmen Blanco y Sonia Martínez en las áreas respectivas de Biología y Química Médica aplicadas al descubrimiento de fármacos, ha desarrollado con éxito inhibidores de una familia de enzimas, las PIM quinasas (Proviral integration site for Moloney leukemia virus). Estas proteínas están relacionadas, cuando están sobre-expresadas, con la aparición, supervivencia y pronóstico de varios tipos de tumores hematológicos y sólidos. Su actividad se relaciona con proliferación, supervivencia celular, invasión y metástasis tumoral, así como con resistencia a tratamientos antitumorales.

La colaboración entre VEC y el CNIO ayudó a estudiar con más detalle la capacidad antitumoral de estos inhibidores en modelos animales desarrollados en el CNIO. Actualmente, los investigadores de Terapias Experimentales han demostrado eficacia de los citados inhibidores en experimentos preliminares utilizando modelos dependientes del oncogén KRAS.

LOS RATONES AVATAR

El equipo del Programa de Investigación Clínica del CNIO, experimentó una técnica pionera en el mundo bautizada dentro del propio CNIO como ratones avatar. Esta técnica permite identificar cuál es el mejor tratamiento de quimioterapia entre los disponibles en la actualidad para cada paciente. En pocas palabras, funciona así: primero se extrae el tumor del paciente, luego se implantan muestras de ese tumor en distintos ratones y a continuación se trata a cada uno de ellos con distintas alternativas terapéuticas. Si el tumor previamente extraído reaparece en el paciente, se le aplica el tratamiento que ha resultado más efectivo con su batería de ratones avatar.

El proyecto de colaboración entre VEC y el CNIO utilizó el banco de muestras de tumores humanos del CNIO para desarrollar ratones avatar que permitían probar la validez antitumoral de los compuestos seleccionados. Estos fueron testados como terapia única, en combinación con tratamientos convencionales y en combinación con otros compuestos en etapas avanzadas de ensayo clínico.

MEDICINA PERSONALIZADA

Este tipo de estudios se enmarcan dentro de la apuesta estratégica del CNIO por la llamada medicina personalizada. Esta consiste en diseñar un tratamiento específico para cada paciente de cáncer en función de su perfil genético. El estudio fue particularmente interesante porque el perfil genético implicado, KRAS mutado, engloba a un porcentaje alto de población. Además porque buscaba ofrecer alternativas terapéuticas para algunos tipos de cáncer que hoy día cuentan con tratamientos insuficientes.

El estudio abrió una nueva opción de tratamiento no sólo para los cánceres de pulmón y páncreas, sino para otros tumores sólidos con mutaciones de K-Ras y dependencia de PIM, entre ellos los de tracto biliar, intestinal u ovario.

Recuerda que con tu ayuda podemos ayudar a los científicos a Vencer el Cáncer. ¡Dona ahora!